Cocinas de inducción
0 votos

Cocinas de inducción

La tecnología de inducción es una de las más empleadas en la actualidad a la hora de cargar aparatos electrónicos, utilizar calefactores, etc. Consiste en la creación de un campo magnético de corriente alterna en una superficie, que a su vez provoca la magnetización del aparato que se coloque sobre ella con rapidez.

En el caso de las cocinas de inducción, su gran ventaja es que el calor que generan pasa directamente al recipiente. En las de vitrocerámica, su “competencia directa”, esta transmisión de calor se produce en dos pasos: primero es la superficie la que debe calentarse, y a continuación lo hace el recipiente. Por ello, una  cocina que funcione con tecnología inductiva supone un notable ahorro de energía (y, por tanto, un menor gasto económico) y de tiempo. No obstante, hay que tener en cuenta el funcionamiento antes descrito, basado en crear campos magnéticos, por lo que sólo pueden emplearse aquellos recipientes especialmente preparados: los que se fabrican con materiales ferromagnéticos en su parte inferior.

Muchas compañías se han lanzado a la producción de este tipo de cocinas, conscientes de que sus ventajas suponen un gran atractivo. Bosch, Teka o Balay son sólo algunas de las marcas que ya trabajan con esta tecnología. El precio de estas cocinas es más elevado de lo normal, como cabe suponer: generalmente oscilan entre los 500 y los 1000 euros. Además, en muchos casos forman parte de un conjunto de cocina modular, con lo que podemos aprovechar para ganar espacio en nuestra cocina.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>